Se llevó a cabo la reunión de Consejo Directivo de la Bolsa de Cereales, de manera virtual, donde se distribuyeron los cargos del Comité Ejecutivo, reeligiéndose como presidente de la entidad al Sr. José Carlos Martins.

Este año el Presidente será acompañado en la tarea por los señores: Roberto B. Curcija, Vicepresidente 1º; Raúl C. Dente, Vicepresidente 2º; Ricardo Forbes, Secretario Honorario; Horacio E. Botte, Tesorero; Rafael Aliaga, Prosecretario y Alfredo A. Paseyro, Protesorero.

Ayer a la tarde se llevó a cabo el primer remate online en el marco de la mega muestra digital donde los ejemplares alcanzaron valores sorprendentes. Las hembras llegaron hasta 136.000 pesos.

El primer día de AgroActiva virtual tuvo un sin fin de condimentos que dejaron asentado un precedente en el rubro de exposiciones agropecuarias digitales. Se realizó por primera vez de manera online un remate de cerdos donde los precios máximos en machos llegaron a los 173.000 pesos. Mientras que, en hembras, hasta 136.000.

“La realidad y con sinceridad yo no esperaba que fuera tan bueno el remate y que tuviera la repercusión y el éxito que hemos tenido”, confesó Alberto Fessia, subastador el evento y destacó que “por ser el primero que hemos tenido de manera virtual ha sido muy bueno y hemos tenido muy buena repercusión”.

En el remate que se transmitió por Plaza Ganadera y por AgroActiva Virtual hubo pujas de compradores desde el Chacho, Mendoza, Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe, Córdoba y hasta de San Juan. “Todo el país estuvo conectado y hasta gente de Puerto Rico hubo”, contó.

Se concentraron más de 40 ejemplares de cinco reconocidas cabañas del país: Don Leopoldo II, San Antonio, Tatalo, Santa Isabel, y Don Mariano; y salieron a la pista una selección extraordinaria de machos y hembras de las razas Yorkshire, Landrace, Pietrain, y también, de razas terminales y por cruza. Los machos hicieron un promedio de 110.000 pesos y las hembras de 63.700 pesos.

“Los valores nos sorprendieron a todos, pero sí hay que dejar en claro que hubo una gran excelencia de animales. Los cabañeros pusieron lo mejor de sí, pero hasta ellos mismos quedaron muy satisfechos por los precios que alcanzaron los ejemplares”, dijo Fessia por último.

Se presentó al Gobernador la “Estrategia de Reactivación Agroindustrial Exportadora Inclusiva, Sustentable y Federal. Plan 2020-2030” que busca alcanzar los U$S 100 mil millones anuales de exportación y generar700 mil empleos adicionales y tiene entre sus objetivos fundamentales la creación de empleo En ese sentido, se destacó que es indispensable que se tengan claros incentivos a producir, más para lo cual es necesario trabajar en un esquema de reducción de la carga fiscal de impuestos nacionales, provinciales y municipales, como así también la necesidad de industrializar el agro con visión exportadora.

Al respecto, José Martins, como vocero del CAA, presentó al Gobernador la hoja de ruta, consensuada con el Gobierno Nacional , a través de la implementación de la Estrategia Nacional Agroalimentaria (ENA), cuyo objetivo principal apunta a aumentar la producción, incrementar el valor agregado, generar empleo y promover las exportaciones, en el marco de un sendero de desarrollo con inclusión, a través de la formación de cuatro grupos de trabajo, que abordarán los siguientes temas: Grupo 1: Proyecto de Ley de Reactivación Agroindustrial Exportadora. Grupo2: Economías Regionales Agroindustriales; Grupo 3: Sector Carnes y Grupo 4: Facilitación Administrativa y Burocrática para Exportar.

El Gobernador, que estuvo acompañado por el Ministro de Desarrollo Agrario, Dr. Javier Rodríguez ponderó la creación y la representatividad del CAA, se puso a disposición para trabajar y analizar la propuesta, tendiente a la elaboración de un proyecto de Ley que se presente y apruebe antes de fin de año. Asimismo se invitó al CAA a trabajar en conjunto con la Provincia en el Plan de Fortalecimiento de Infraestructura, en caminos rurales, red vial, red ferroviaria y Puertos, entre otros.

De esta manera el CAA continúa en la búsqueda de consensos para la elaboración de una política pública de reactivación basada en crecimiento de las exportaciones que incluyó reuniones con el Sr. Presidente de la Nación; la Vicepresidenta de la Nación y Presidenta del Senado; los Gobernadores de 7 provincias; el Presidente de la Cámara de Diputados ; autoridades e integrantes del interbloque “Federal” como así también de “Juntos por el cambio” de la Cámara Baja; la Comisión de Agricultura de la Cám. de Senadores. También con entidades sindicales y entidades empresarias. Asimismo, se mantuvieron reuniones con la Jefatura y Vice jefatura de Gabinete y con los Ministros de Agr. Gan y Pesca; Ministerio de Relac. Ext y Culto; Mtrio. de Economía; Mtrio. de Desarrollo Productivo; Mtrio. de Trabajo; Mtrio. de Transporte y Mtrio. del Interior, con sus respectivos equipos. También se mantuvieron reuniones conjuntas con el gabinete Económico con la participación de los titulares del Banco Central y la AFIP.

Las empresas miembros de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios CAPROVE, queremos transmitir nuestra preocupación por la difusión de imágenes y contenidos audiovisuales en los que aparecen personas utilizando productos veterinarios, para tratar o prevenir el coronavirus.

Como parte de la industria veterinaria e interesados por la salud de las personas, expresamos nuestro repudio frente a esta información errónea, confusa o malintencionada.

Los productos conteniendo ivermectina, para su uso en personas, deben estar aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, ANMAT.

Y los productos conteniendo ivermectina, para su uso en animales deben estar aprobados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, SENASA, los cuales se utilizan para el control de ciertos parásitos internos y externos en varias especies de animales.

Reconocemos que ha habido un aumento en la visibilidad pública del principio activo ivermectina después de los anuncios y avances científicos que se vienen desarrollando durante la pandemia sobre los efectos de este producto en el SARS-CoV-2 en ambiente de laboratorio.

No obstante, las personas nunca deben tomar medicamentos veterinarios, ya que la autoridad sanitaria, SENASA, solo ha evaluado su seguridad y efectividad en las especies animales específicas para las que están etiquetados.

Reconocemos los momentos difíciles por los que estamos transitando, pero confiamos en que la ciencia está trabajando sin descanso por llegar a una solución que nos pueda aliviar.

 

En la misma se realizó un relevamiento de temas para la programación de futuros cursos para los estudiantes de estos establecimientos educativos. El encuentro virtual con docentes y directivos de establecimientos educativos agrarios de la Provincia de Buenos Aires estuvo a cargo del Director Académico, Ing. Marcelo Regúnaga y el equipo del Departamento de Capacitación y Formación de la entidad, Karina Coria y Soledad Brucceri donde se establecieron contenidos educativos sobre actualizaciones del sector para dictar a los estudiantes del último año de estas escuelas agrarias.

Esta acción de Responsabilidad Social de la entidad se articula a partir de una necesidad puntual de las escuelas que perimirá a cientos de estudiantes completar su trayecto educativo formal con las horas de prácticas profesionalizantes previstas por la Ley de Educación Técnica, en tiempos del COVID-19, situación que les resulta muy difícil.

En esta actividad participan docentes y directivos de Tres Arroyos; EESA N° Necochea; EESA N° 1; Lobería EESA N° 1; Tandil EESA N° 1; Trenque Lauquen; CEPT N° 11; Bragado CEPT N° 26; Monte EESA N1, entre otras.

Algunos contenidos en elaboración para los estudiantes son:

  • Protocolos de seguridad e higiene en tiempos de Covid – 19
  • Bases e instrumentos para la gestión de los agronegocios
  • Buenas practicas Agrícolas
  • Negocios en el mercado interno de granos

Gracias a la articulación del Plan Estratégico de RSE de la entidad con el sector educativo agrario, a través de docentes y directivos de escuelas agrarias, más de 300 estudiantes podrán terminar su tecnicatura en la Provincia de Buenos Aires.

Cifras y análisis de las cadenas. Ranking de las que generan más puestos de trabajo. Las claves para el futuro pospandemia. Desde el campo, la industria y hasta la ciudad ¿cuántos trabajan para tu pizza? Radiografía del empleo en un informe.

Los últimos datos de organismos oficiales confirmaron la caída del empleo ocasionada por la pandemia y el arrastre de crisis en nuestro país. En este contexto, un informe lanzado por FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina), revela datos del trabajo que generan las cadenas agroindustriales. Cifras y análisis que son claves del futuro pospandemia.  Según el estudio, las cadenas agroindustriales generan 2 de cada 10 empleos privados a nivel nacional, es decir, más de una quinta parte de los trabajadores privados que dinamizan la economía provienen del agro y la industria. Este informe que ya está dando a conocer FADA, se profundizará en un evento virtual gratuito, este miércoles 7 de octubre a las 18:30 por ZOOM y YouTube.

El estudio también apunta a dimensionar la cantidad de gente que trabaja directa o indirectamente para nuestros alimentos y productos. “Cuando hablamos del agro se nos viene la imagen del productor cosechando o criando animales. Pero abarca mucho más, la agroindustria genera empleo desde el trabajo en un campo hasta en una oficina en la ciudad”, afirma Natalia Ariño, economista de FADA.

“Si cocinás una pizza de muzzarella, para cada ingrediente que usás, se movilizó una enorme “rueda de empleo”. Para el queso, tamberos, transportistas de leche, los de industria láctea, distribuidores y empleados del súper donde lo comprás. Lo mismo ocurre con los demás ingredientes. Para la masa, productores del trigo, molineros y toda la cadena. En el tomate y cebolla, huerteros y verduleros. También las aceiteras y los que generan las aceitunas. Pero, además, en cada uno de los procesos, intervienen agrónomos, contadores, administrativos; el personal involucrado en maquinarias, insumos, tecnología, bancos, mantenimiento, limpieza y más.  Miles de trabajadores están en tu pizza”, ejemplifica Ariño.

Haciendo un “Top Five”, las cinco cadenas que más crean trabajo son: la de frutas, verduras, hortalizas y legumbres con 12%, la de carne vacuna con 11%, soja también aporta 11%, trigo el 10% y maíz 7%. Estas cinco cadenas juntas generan la mitad de todo el empleo agroindustrial.

Del informe, también se desprende que el mayor generador de empleo es la producción (el eslabón primario) generando el 38% del total que generan las cadenas. Le siguen la comercialización con 26%, la industria con 21%, transporte y logística 8%, servicios conexos 4% y bienes de capital e insumos 3%.

Perspectivas pospandemia

El estudio revela que se generan más de 3,7 millones de puestos de trabajo desde las cadenas agroindustriales. “Y hay que pensar más allá, granos, carnes, frutas, lácteos y muchos productos más, son demandados por otros países, por lo que el país puede potenciar sus capacidades para incrementar la producción, las exportaciones, la generación de dólares y en esa rueda generar más empleos.

Para esto es necesario crear un marco de estabilidad macroeconómica, financiamiento, reglas de juego claras y una decidida política exportadora, que le brinde a los argentinos el marco para desarrollar al máximo sus capacidades”, afirma Miazzo.

“El campo y la industria generan el 22% del empleo nacional, son un motor dinamizador para la economía, que excede a la región pampeana para extenderse al NEA, NOA, Cuyo, Patagonia con un fuerte componente de federalismo a lo largo y ancho del país”, agrega Ariño. “Aún en la pandemia y por ser considerado actividad esencial, el campo y la industria pudieron seguir dinamizando sus propias cadenas y otros eslabones como la comercialización, el transporte, servicios, insumos, etc.”.

“Hay que desterrar la idea de que “campo” sólo implica producir granos, cultivar verduras o criar animales. Para producir necesitamos del campo, las regiones, las ciudades y de variados rubros, profesiones y oficios, ratifica Miazzo, “Este estudio sirve para tomar una radiografía del empleo generado en torno al agro pero que excede a lo que sucede en el campo. Podemos verlo en nuestro desayuno, donde miles de empleos están sobre la mesa. Cada mañana se necesitan parte de los 187 mil empleos que genera la cadena láctea para la taza de café con leche, también personal de la azucarera, algunos de los 385 mil trabajadores de la cadena triguera para las tostadas; si agregamos mermelada, involucra a la cadena de frutas, si nos gustan los copos de cereal, entran los cerealeros, los de algodonera en el mantel y los de forestal en la mesa donde lo servimos”, ejemplifica Miazzo.

Datos por cadenas

Enfocado desde cada tipo de cadena, del total de empleo agroindustrial, el 32% lo generan las cadenas de cereales, oleaginosas y forrajeras, otro 32% las regionales (azúcar, frutas, vino, etc.), 24% cadenas animales (vacuno, porcino, aviar, láctea, ovino y otros) los servicios conexos (financieros, seguros, contables, etc.) más otras actividades suman un 11% y 1% la de bienes de capital (maquinarias).

Relacionando cada cadena con sus etapas, se registra que el maíz tiene una alta demanda del eslabón insumos y concentra el mayor empleo en el eslabón primario en un 40%. En la de soja, un 47% de puestos los genera el eslabón primario. La triguera, genera más en la etapa industrial, con el 37%.

La cadena de carne de vaca genera el 11% de los empleos agroindustriales. Se destaca la etapa primaria. En la carne vacuna, en el primer eslabón están más de la mitad de los empleos.

Las cadenas de cultivos industriales generan el 15% del empleo agro. La vitivinícola, con mayor personal en la etapa primaria demanda un 56% del empleo de su cadena, mientras que la azucarera emplea más en el sector industrial y comercial.

La cadena de frutas, verduras, hortalizas y legumbres, generó el 12% de los puestos agro. La etapa primaria representa el 64% del total. Se destacan peras, manzanas, cítricos, papas, mandioca y batatas, entre otros cultivos.

La cadena láctea aporta el 5%. Se destaca la generación de empleo en la industria de leches, quesos, helados, yogures, crema, dulce de leche y otros. La fabricación de quesos se distingue con 36% del empleo industrial de dicha cadena.

 

-ANEXO

EMPLEO AGROINDUSTRIAL EN NÚMEROS

  • 716.317 de puestos de trabajo los generan las cadenas agroindustriales.
  • 2 de cada 10 puestos de trabajo privados se generan en las cadenas agroindustriales.
  • 22% del empleo privado a nivel nacional proviene de las cadenas agroindustriales.
  • 38% del empleo lo genera el eslabón primario, 26% comercialización, 21% industria,  15% las cadenas proveedoras de bienes y servicios como insumos, bienes de capital, servicios conexos, transporte y logística.
  • 32% del empleo lo generan cadenas de granos y forrajeras, 24% cadenas pecuarias, 32% regionales y 1% bienes de capital, 11% los servicios conexos y otras actividades.
  • Top 5 cadenas que más empleo generan: 12% Frutas, verduras, hortalizas y legumbres, 11% carne vacuna, 11% soja, 10% trigo, 7% maíz.
  • 5% de los puestos lo genera la cadena láctea, 4,7%, azucarera, 4,1%, vitivinícola, 3,2%, forestal, 3,1%  aviar, 2,8%, tabaco, 2,4% porcina, 1,6% pesca y  1,3% bienes de capital.
  • Radiografía del empleo: 18 cadenas agroindustriales, 81 ramas de actividades, 250 actividades económicas.

 

¿Qué es el Informe “Empleo en las Cadenas Agroindustriales”?

 

Es un estudio de FADA que se basa en la estimación de los puestos de trabajo generados en las cadenas agroalimentarias y agroindustriales, y su participación en el empleo nacional.

En base a 250 actividades económicas relacionadas al sector, muestra el empleo dividido por cadenas y por eslabones. Esto quiere decir: cuánto empleo genera la cadena de la soja, maíz, bovina, pesca, forestal, etc., y cuánto de ese empleo por cadena, proviene del campo, la industria, comercialización, transporte y proveedores.

El objetivo es estimar, analizar y comunicar el empleo total que generan directa e indirectamente el campo y la industria, mostrando el aporte al país en general y a las personas. Con datos y análisis, revela la importancia de la comunidad agroindustrial como motor de empleo, tanto en el campo como en las ciudades.

Un aspecto novedoso de este informe es su amplio alcance y profundidad, los datos se analizan según cada cadena, y según cada eslabón o etapa de esas cadenas. Se relevan 18 cadenas agroindustriales y 81 ramas de actividades, que desagregadas alcanzan a 250 actividades económicas.

Las fuentes de datos que se utilizan provienen fundamentalmente de fuentes oficiales como INDEC, SIPA y SRT, además de los diferentes Ministerios.

Las estimaciones se realizan a partir de datos de empleo privado registrado del Ministerio de Trabajo de la Nación en base a SIPA, y se cruzan con información de la Cuenta de Generación del Ingreso de INDEC para estimar los puestos de trabajo no asalariados y asalariados no registrados. También se utilizaron datos de trabajadores cubiertos de la SRT para desagregar cada una de las cadenas.

La investigación publicada en este 2020, corresponde a datos de 2018, debido a que son los últimos datos completos disponibles para el cálculo. Al igual que gran parte de las estadísticas, la información desagregada de empleo tiene un rezago hasta su publicación por los entes oficiales más el tiempo de investigación.

Se detallaron los distintos programas impulsados por la cartera y la forma para acceder a los mismos 

La Plata.- El Ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, encabezó una reunión virtual con los secretarios de Producción de 110 municipios bonaerenses, en la que presentó las líneas específicas destinadas al sector agropecuario del plan de reactivación productiva, Provincia en Marcha, y se avanzó en la articulación de las distintas herramientas con los gobiernos locales.

«Las medidas que se vienen llevando adelante desde la gestión provincial muestran que hay un Estado presente, enfocado en la reactivación del sector productivo, con todos los niveles de gobierno alineados con el pedido del Gobernador Axel Kicillof de llegar a todos y todas las bonaerenses y poner a la Provincia en Marcha», señaló el Ministro Rodríguez.

Entre las iniciativas presentadas se encuentra el Programa de Fortalecimiento de la Cadena Bovina, que busca prevenir las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en el ganado y así promover el incremento en la eficiencia productiva de los establecimientos pecuarios. Este plan contempla una campaña de difusión, con información unificada que estará a disposición de los Municipios, productores y laboratorios, la asistencia en la realización de análisis de laboratorio con la finalidad de diagnosticar enfermedades y mejorar los índices productivos, y una bonificación de los testeos para productores (para aquellos de hasta 100 vacas se bonificará el 100% del diagnóstico o el testeo de hasta 5 toros, y para los de más de 100 vacas, se bonificará el testeo de un máximo de 2 toros). También habrá créditos y subsidios a pequeños productores para la reposición de toros positivos de ETS que deban ser enviados a faena, que cubrirán hasta el 50 % del costo de reposición, con un límite de hasta $60.000 por animal.

El Ministro también anunció el refondeo del Fondo Pesquero, con el objetivo de fomentar el desarrollo productivo de la pesca a través de inversiones vinculadas a la actividad en los puertos bonaerenses e incorporar a los sectores pesqueros rezagados a la economía formal. Dentro de este plan de impulso a la actividad pesquera habrá créditos para capital de trabajo e inversión, con tasas fijas del 18% anual en pesos; financiamiento para adquisición de bienes de capital destinado a la ampliación de líneas de producción, inversiones en tecnología e infraestructura y construcción de buques, con tasas fijas del 22% anual en pesos; y una línea de Aportes No Reintegrables para la compra de dispositivos y elementos de seguridad en barcos.

En la misma línea, en el marco del plan Provincia en Marcha, se otorgará fondeo adicional al Banco de Insumos, que forma parte del Programa Alimentos Bonaerenses y otorga créditos en insumos veterinarios y semillas –entre otros- a pequeños productores de la agricultura familiar. El objetivo es fortalecer, promocionar y fomentar las cooperativas agropecuarias del territorio provincial. Se otorgarán subsidios de hasta $2 millones a proyectos de industrialización y agregado de valor que busquen mejorar la capacidad productiva, y se establecerá un fondo rotativo, de hasta un máximo de $1 millón por cooperativa, destinado a la adquisición de insumos.