Entradas

El RENATRE celebró su última reunión del Cuerpo Directivo del año 2023 en el que acordó el cambio de autoridades para el período 2024. El nuevo presidente electo es Adrián Luna Vázquez, representante de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), lo acompañará como vicepresidente Roberto Buser, representante de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO). Como tesorera asumirá Carolina Llanos y como secretario Jerónimo Pérez, ambos en representación de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE). 

Completan el Cuerpo Directivo del organismo como directores Marcelo Banchi, de Federación Agraria Argentina (FAA); Abel Guerrieri, de Sociedad Rural Argentina (SRA); y José Liguen y José Voytenco de UATRE.

Durante la asunción de Luna Vázquez como nuevo presidente del RENATRE y la nueva conformación de todo el directorio, estuvo presente el vicepresidente de CRA, José Ignacio Colombato.

Luna Vázquez destacó el trabajo conjunto de las dos partes que conforman el directorio del RENATRE, tanto los representantes de los trabajadores como los de los empleadores. “Este 2023 fue muy positivo para el registro, con un aumento en la cantidad de trabajadores registrados y con una recaudación que permitió al organismo poder cumplir con todas sus acciones, desde fiscalizaciones hasta poder brindar más de 78.000 cuotas de prestaciones por desempleo”.

Por su parte, el presidente saliente, José Voytenco, hizo un balance positivo de su gestión, en concordancia con lo planteado por Luna Vázquez y afirmó: “El trabajo de fiscalización, que permitió detectar más de 22.000 trabajadores no registrados, ha sido una tarea muy importante teniendo en cuenta los grandes desafíos de blanquear a todos los trabajadores rurales”.

El trabajo conjunto de los dos sectores que conforman el directorio del RENATRE es fundamental para lograr los objetivos del registro que tienen que ver con los beneficios de las prestaciones por desempleo, la registración y fiscalización de trabajadores rurales y empleadores y los programas de capacitación entre otros.

El Registro continúa trabajando en el marco de la seguridad social rural y finaliza el 2023 con un balance positivo sobre su gestión en el marco de un año muy marcado por la difícil situación económica. El 2024 encontrará el despliegue en todo el territorio nacional, como siempre, impulsando acciones para alcanzar más y mejor trabajo registrado en el campo argentino, y acompañar a la familia rural.

La situación productiva en los campos de la zona es crítica debido a la escasez de lluvias, vientos fuertes, crisis hídrica y erosión de suelos. “Estas causas afectan con mortandad de animales y pérdidas muy significativas en lotes de cebolla, zapallo, maíz, entre otras producciones”, aseguró Elbio Laucirica, el presidente de Coninagro, que se mostró preocupado tras dialogar con productores afectados. Seguimiento y monitoreo del tema.

Algunas voces que humanizan este oscuro panorama productivo tratan del testimonio de productores de cooperativas integradas a Coninagro, como el caso de Hipólito Carmody, un joven de 37 años, Lic. en Administración Agropecuaria y que, según relata, hace 12 años que trabaja en un establecimiento familiar de tercera generación en el partido de Patagones, al respecto pronunció: “Estamos en el partido más grande y austral de la provincia de Buenos Aires, con más de 1.300.000 hectáreas, aquí la diagonal árida está pegando fuerte, estamos atravesando una sequía que en esta zona se ha prolongado, este es un año atípico que está castigando severamente a la región”, comenzó explicando el productor agropecuario y agregó que: “las consecuencias las sufrimos en lo referido a descapitalización de hacienda y erosión eólica en los suelos”, a su vez Carmody indicó: “esperemos que se revierta, es alarmante la situación, sigue sin llover aún estando en primeros días de diciembre. En donde más ha llovido se registraron apenas 200 mm cuando históricamente en Patagones se han registrado entre 430 mm a 450 mm promedio. En 2008, 2009 atravesamos una sequia más agresiva pero menos prolongada, hay productores que se han preparado a partir de esa experiencia y han implantado pasturas perennes, promoción de pastizales naturales y otros manejos sustentables, vemos que esos sistemas hacen más llevadera la situación. El problema en nuestra zona es la que se va perdiendo escala, hay colonias agrícolas que se han ido disolviendo y esos son los productores más afectados y que necesitan ayuda, es muy complejo volverse a armar con 30,50,100 o 200 vacas con genética, en Patagones, al estar al sur del Río Colorado, somos una zona libre de aftosa sin vacunación, como Rio Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz o Tierra del Fuego. Tenemos por pertenecer a esta eco región la expectativa de que se pueda renovar la Ley 12322 que para nosotros en estos casos son beneficios donde quedamos exentos de impuesto en inmobiliario rural y urbano, sellos e ingresos brutos, situaciones eventuales que hoy se valoran y solicitamos a los legisladores que se extienda. Asimismo, deseo resaltar el apoyo que hemos recibido de cooperativas, INTA, Crea, Cambio Rural, y otros grupos de productores”.

Por otro lado, otro productor cooperativo, ganadero y hortícola, en este caso asentado en Pedro Luro, es Benito Rodríguez, que define a la situación como “crítica” en el sur de la provincia, en el distrito Villarino: “el sector está visiblemente afectado, hay vacas muriendo, prácticamente no se registraron lluvias, muchos productores están perdiendo lotes completos de cebolla, zapallo, maíz. La ultima lluvia fue en abril, la semana pasado cayeron 28 mm pero sirvió apenas para apaciguar esta problemática climática. No llueve, hay mucho viento y se siente la crisis hídrica, hay menos agua que años anteriores, inclusive en esta zona hay muchos productores que migraron para otros distritos y zonas, como Viedma, General Conesa o San Javier, porque allí están al lado del Río Negro y acceden a regar con más agua y de mejor calidad”.

“Este panorama es preocupante sumado a los altos costos de insumos para producir, hay provedores que no tienen precios fijados para vender. Por ejemplo, antes de las elecciones una bolsa de urea de 50 kilos la conseguías desde 7 mil a 13 mil pesos y hoy piden entre 45 a 50 mil pesos una bolsa. Eso dificulta el cultivo de la cebolla y otras economías regionales”, redondeó.

Finalmente, completó el panorama Amado Chcair, productor agropecuario de la zona de Secano del partido de Villarino: “lo que estamos pasando debido a esta gran sequía, diría que es una situación caótica, las consecuencias son muy complicadas para el sector; la primera es la gran descapitalizacion por la venta de vacas madres, se hace destete precoz y se vende la madre a faena, el destino del ternero destetado es incierto, la recría es la que primero se sacó porque era la más rápida para moverla. Todo lo que sale de las ventas se gasta en comida para lo que queda. La parte financiera también se va complicando, los costos de suplementar cada semana son mayores, si tenemos en cuenta que cuando empezamos a dar de comer, hace 6 ,7 meses atrás un rollo valía 19.000 pesos puesto en el campo, y ahora no se consigue por menos de 50.000. Ni hablar de lo que se va a pagar de impuesto a las ganancias, a pesar de que las ventas son forzosas. Pero a mí modo de ver las consecuencias más graves de esta situación se van a potenciar el año que viene con bajos porcentajes de preñez, sin reservas forrajeras, sin granos porque de la cosecha fina prácticamente no va a haber, los verdeos de verano son insuficientes,o sea un horizonte muy oscuro”, resumió y sobre la escasez de precipitaciones, el agricultor de 70 años añadió: “los registros de lluvia están entre 130 y 210 mm. Esperemos que lleguen las benditas lluvias porque la lucha se hace muy cuesta arriba”.

El presidente de Coninagro, Elbio Laucirica, participó en Rosario del 2° Congreso Federal Ganadero organizado por Rosgan y desarrollado en la Bolsa de Comercio de Rosario. En el encuentro, Laucirica remarcó que el campo tiene un papel importante en la economía y en el desarrollo del pais, y sostuvo que hay temas que preocupan a todos los argentinos como la inflación, atraso y brecha cambiaria o la alta carga fiscal; en ese sentido el dirigente pronunció que el campo está solicitando a los equipos de los dos candidatos reglas claras perdurables en el tiempo para ser la solución a los problemas, con medidas orientadas a promover la producción, lo que supone más alimentos, más exportaciones y divisas para pais y empleo para los argentinos.

A su vez, en diálogo con la prensa local, Laucirica valoró que: “Siempre tenemos expectativas y este nuevo balotaje nos abre una esperanza de que tengamos un cambio en las políticas, no tenemos un problema económico, tenemos un pais muy rico, necesitamos una mejor administración para reducir la pobreza, faltan decisiones políticas y actos de grandeza y dejar de lado los personalismos e individualismos que no conducen a nada, hay que trabajar en acuerdos y consensos, en la Mesa de Enlace a veces pensamos distinto, pero podemos avanzar y estar unidos porque tenemos respeto por el disenso.”

Finalmente, el titular de la entidad cooperativa sostuvo que: “Hemos hablado con gobernadores que nos decían que el problema radica en que el gobierno siempre centraliza las políticas en Buenos Aires con intereses diferentes a la gente en las provincias, tenemos una asignatura pendiente en el país, lograr que entre todos implementemos el federalismo, solo con consenso se puede conseguir que el gobierno nacional sea realmente federal.”

Recientemente se realizó una nueva reunión de Lechería de nuestra entidad, en la que participaron productores de las principales cuencas lecheras del país (Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires) y, en la apertura del mismo, se realizó un informe del CPN a través de Jorge Giraudo, Director Ejecutivo del OCLA, sobre la evolución del sector en el transcurso del año. Luego de la misma los tamberos de Coninagro expresaron la preocupación por las nuevas, aunque reiterativas, medidas del Gobierno Nacional que impactan negativamente en la cadena Láctea.

En tanto, se resaltó el impacto que todavía ejerce la extraordinaria sequía de los últimos años, el aumento de costos que sufrirán los alimentos que consumen nuestras vacas y sus crías, por el incremento del valor del maíz y los núcleos que se importan que forman parte de los alimentos balanceados y, como si esto fuera poco, al no ser considerados una economía regional, sufrimos las correspondientes Retenciones y como consecuencia de las mismas dejamos de ser competitivos en todos los mercados extra Mercosur.

La situación se hace más complicada aún cuando todavía los productores no se han recuperado de los distintos “dólar soja” que, sobre el fin del año pasado, incrementaron los costos y generaron un déficit que los productores arrastran al día de la fecha.

Si el Gobierno sigue aplicando estas medidas parciales que benefician a algunos y perjudican a otros, no podremos dar vuelta la actual situación crítica que padece el sector.

El presidente de CONINAGRO, la entidad rural que nuclea a las cooperativas agropecuarias, participó del 3er Congreso Provincial de Cooperativas Agropecuarias y Agroalimentarias, organizado por el gobierno de la provincia de Buenos Aires.

En ese sentido, el titular de CONINAGRO, valoró que: “Este tercer congreso que convocó la Provincia de Buenos Aires fue muy oportuno y muy propicio principalmente por los temas que se abordaron. Uno de los temas más trascendentes que se trataron fueron justamente el del arraigo rural, la calidad de vida en la ruralidad y en este aspecto nosotros destacamos que justamente las políticas públicas debían estar encaminadas a generar las condiciones para una vida con mayor calidad, las condiciones en caminos rurales, en infraestructura, en conectividad, en educación, de manera tal de que se pudieran entonces propiciar el arraigo rural”.

“Por otra parte otro de los puntos destacables, fue la valorización que se hizo de los productos de las cooperativas alimentarias que es justamente el alimento en donde nosotros estamos justamente trabajando en lo que es la producción de alimentos saludables con inocuidad y con certificación y trazabilidad y por el otro lado con sustentabilidad socioeconómica y ambiental”, agregó el dirigente oriundo de Rauch.

Finalmente, Laucirica, que es productor ganadero, sostuvo: “Para todo esto también se requieren de políticas públicas, había un candidato diputado, lo invitamos a participar en este tema. Por otra parte fuimos muy contundentes en la apertura para marcar que las cooperativas son sin ninguna duda las promotoras del desarrollo local que son las que dan justamente empleo y calidad y que en este sentido resalté que junto con el Consejo Agroindustrial estamos trabajando en el Plan de Desarrollo Federal que representa una generación de empleo genuino muy importante”.

CONINAGRO publica esta herramienta para que el productor agropecuario pueda hacer un seguimiento de los indicadores que se analizan. Así están las 19 economías regionales monitoreadas por el área de Economía de CONINAGRO, con cifras que corresponden al mes de septiembre del análisis realizado durante el mes de octubre de 2022. El “Semáforo de Economías Regionales” busca simplificar la complejidad y heterogeneidad de la producción en el campo hacia una herramienta visual de análisis.

En este estudio económico se destacan una vez más, los costos crecientes en mano de obra, insumos y la baja demanda local e internacional. A su vez, otro factor que dificulta las economías regionales durante este mes de octubre es la falta de agua, por lo que hay menos perspectivas de producción hacia el futuro. A modo de resumen, la situación de las economías sigue siendo compleja.

Las producciones regionales no logran aprovechar el aumento de precios en góndolas de sus productos por la suba de costos de sus insumos y de mano de obra; y por la baja perspectiva de producción que causa la terrible sequía actual.

En ese contexto y de acuerdo con el semáforo de las producciones que elabora CONINAGRO, la lechería, la producción de arroz, de yerba mate, cítricos dulces más peras y manzanas, se ven afectadas de distinta manera por las ya mencionadas situaciones.

Mandioca en advertencia

El sector de mandioca atraviesa una situación complicada en el comienzo de un nuevo ciclo productivo que se vio afectado por lo sanitario. En este marco, Manfredo Seifert, Consejero de CONINAGRO en Misiones, remarcó las causas de la advertencia en el sector “La falta de fécula de mandioca en el mercado afecta y se debe a que tuvimos dos años consecutivos con pérdidas de producción por la sequía y esto trajo aparejado una baja producción en este ciclo”. Además, agregó “La consecuencia de todo esto es que el material que se guardó como semilla tuvo una mala calidad por cuestiones sanitarias. Esto repercutió en este año, en una gran cantidad de pérdidas de plantas. Esto pone en riesgo al mercado ya que queda desabastecido” finalizó.

En otro orden, el mercado frutihortícola, se encuentra decreciendo en cuanto a su precio y producción. Respecto a esto, Mario Raiteri Consejero de CONINAGRO, comentó “Esto es el resultado de una menor cosecha por heladas y sequías donde se cultiva; muchos pequeños y medianos productores estamos con problemas financieros”. cerró.

Peras y Manzanas en crisis

Por su parte, en cuanto a peras y manzanas los precios están en baja, pero con vistas a repuntar. Sin embargo, los problemas climáticos continúan afectando y debido a esto, Sergio Riskin de la Primera Cooperativa Frutihortícola de General Roca resaltó “Uno de los principales problemas de la producción de peras y manzanas son los altos costos que como consecuencia de la inflación aumentan en dólares y tenemos un retraso cambiario que cada vez es mayor la brecha entre aumento de costos en dólares con respecto a la devaluación. También el sector tiene una falta de financiamiento para incorporación de tecnología accesible a los productores en cuanto a tasas razonables, plazos de pago y garantías que se le exige al productor”. Además, agregó “Falta mano de obra capacitada para las labores culturales, sumado al alto costo laboral que tiene que afrontar el productor”.

Granos, afectados por la sequía

Por último, la soja, y el maíz son las producciones que más están sufriendo la fuerte sequía y a su vez también padecen los precios empujados por el dólar soja. En este sentido Georges Breitschmitt, Consejero Bonaerense de CONINAGRO, remarcó “Venimos de tres años de sequía y este año se ha intensificado. Las reservas hídricas están bajas y dificultan una cosecha fina. Las estimaciones brindadas dan por debajo a los 20 millones de toneladas cosechadas el año pasado, ahora se habla de 15 o 12 millones de toneladas”. Además, agregó “A esto se le suma que no se está sembrando en fechas óptimas, con los agravantes de siempre que no ayudan al productor como el alza de costos, el diferencial cambiario y demás” finalizó.

La mujer humaniza el trabajo”, reflexionó Carlos Iannizzotto

El 5° Congreso Internacional de Coninagro, organizado bajo el lema “Alimentos para Argentina y el mundo: un desafío del cooperativismo”, estuvo signado por la visita de funcionarios, la exposición de dirigentes del sector, los discursos de figuras del ámbito político y el análisis de periodistas, economistas y técnicos vinculados al sector agroindustrial. Sin embargo, el bloque blando del evento llegó sobre el final, cuando en un pasaje distendido hubo lugar para la emoción de los 300 asistentes. Fue allí cuando el presidente de la entidad, Carlos Iannizzotto y el vicepresidente Elbio Laucirica le entregaron la distinción a Diana Aguirre, que viajó desde Corrientes y a Magdalena Porma, que llegó proveniente de Río Negro.

Diana Aguirre, emprendedora apícola y educadora, es también presidenta de la Asociación Civil “Cámara Correntina de Apicultores” y vicedirectora en la Escuela Nº 132 Angel Bassi de Loreto. (NdR: localidad situada en el departamento San Miguel, a 220 kilómetros de la Ciudad de Corrientes).

Diana preside la Cooperativa Apícola “Eirete Porá” Ltda., que tiene 37 asociados: “estamos trabajando junto al INAES y estamos asociadods a la Federación de Cooperativas de Corrientes, miembro de Coninagro”, sostuvo en su testimonio.

Diana Aguirre conmovió a todos cuando a través de un posteo de Coninagro que se volvió viral se pudo conocer que aunque perdió toda su producción apícola por los incendios que azotaron al norte y litoral argentino a comienzo de año, ella se dedicaba a rescatar animales del fuego y seguía dando clases en su escuela, ubicada en una zona rural, sobre la ruta nacional 118.

“Me pagan para trabajar un solo turno, pero suelo trabajar hasta la noche tarde, sé que es un esfuerzo extra pero lo hago por la educación de nuestros niños, eso me motiva a trabajar aún más en el ámbito educativo”, resaltó la productora y agregó: “damos charlas sobre iniciación apícola para fomentar la actividad regional.

En escenario de la UCA, Diana comentó: “los apicultores y cooperativas federadas luchamos por un nuevo renacer apícola, que la apicultura sea incluida en las agendas municipales, provinciales y nacionales, con una política sostenible y sustentable, y que tenga durabilidad en el tiempo, debemos tratar flagelos muy pronto como el cambio climático, abuso de insecticidas y agroquímicos, para poder magnificar la función que cumple ese insecto tan noble en el ecosistema. No nos olvidemos que el 70% de los alimentos de nuestras mesas son polinizados por las abejas”, remarcó en su discurso que fue interrumpido por un cálido aplauso.

“El cooperativismo fortalece las economías regionales, y a la primera institución que es la familia. La organización interna de una colmena, es algo maravilloso, en ello está ilustrado el cooperativismo. Mis pasiones son la educación, el cooperativismo y las abejas. Sin educación no podemos avanzar, que ningún niño quede sin escolarizarse, las abejas nos enseñan sobre su gran organización interna, eso es cooperar, y ellas imitan los valores del cooperativismo”, dijo Diana al moderador Paulo Vilouta.

A su turno, cuando fue el momento de entregar la distinción, el presidente Carlos Iannizzotto sostuvo que “El valor del esfuerzo, el trabajo en la tierra y el compromiso social están reflejados en estas dos mujeres argentinas. La gente de campo está acostumbrada a levantarse todos los días temprano a sembrar. Corrientes se está levantando de lo que sufrió y será recordada por el empuje y la entereza de su gente. Esta historia de Diana y el esfuerzo de Magdalena son un auténtico ejemplo de vida. No tenemos más que palabras de aliento, de solidaridad y de agradecimiento por no bajar los brazos”, a lo que agregó: “seguiremos trabajando para impulsar mejoras para sus cooperativas porque nuestra esencia es estar cerca del productor”.

Por su parte, Magdalena Porma, una mujer rural de la Patagonia, lleva una vida trabajando la tierra en sistemas cooperativos. Llegó invitada para participar del Congreso proveniente del Sur, y es presidenta de la cooperativa agrícola ganadera Mulaicom: “La desventaja que tenemos allá son las largas distancias, todo cuesta mucho por ese tema logístico. En 1986 nace nuestra cooperativa porque por la gran nevada del 84 muchos productores nos quedamos sin animales y había que volver a empezar, y fuimos promocionando el cooperativismo y el modelo asociativo”, relató Magdalena y redondeó: “nuestra cooperativa hace la junta y comercialización de lana, y la compra de mercadería, forraje y leña porque los inviernos son muy crudos. Hay que trabajar en el campo con 10 grados bajo cero, pero lo hacemos con convicción; el cooperativismo es mi política”

En el marco del Día Internacional del Cooperativismo, que celebramos este 2 de julio, productores agropecuarios nucleados en
Coninagro, destacan la importancia de la actividad como portadora de “valores y principios”.

Mañana 2 de julio conmemoramos el día internacional de las cooperativas, esa bondadosa herramienta de la economía solidaria que, ante tanta mezquindad e individualismo, está emergiendo como una alternativa para salir adelante. En la vida uno solo no puede hacer nada, mientras que asociándose puede alcanzar éxitos. Más allá de cualquier lema creemos necesario predicar los valores cooperativos que reivindican un modelo integrador y evidencian por qué cooperativizarse es una alternativa que genera trabajo y comunidad.

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, se refirió al respecto: “Cooperativismo es pluralidad. El cooperativismo, en términos metodológicos, es una perfecta síntesis entre iniciativa privada y solidaridad. En este sistema asociativo confluyen dos aspectos esenciales; la premisa de que en la vida uno solo no puede hacer nada, mientras que asociándose puede alcanzar éxitos”.

Asimismo, Elbio Laucirica, Vicepresidente de Coninagro destacó que el asociativismo se ha convertido en un “reservorio de principios y valores que nos permite superar problemas que en conjunto, muchas veces tenemos en el sector”.

“No le tengamos miedo a lo que es una empresa. Hay tres tipos de empresa; privada, pública y la empresa social, que son las cooperativas, en la que sus propios socios son quienes las gestionan y son responsables de llevar adelante su proceso”, agregó Laucirica, de la cooperativa ganadera y agrícola de Rauch.

Es importante acentuar el papel comunitario que cumplen cientos de cooperativas en diversos rincones del país. Son pequeñas y medianas entidades que actúan también como barrera de contención social resguardando a productores, comerciantes, pymes, minipymes que tienen como función esencial producir, dar trabajo, dar un servicio, y ofrecer productos a menor costo para la sociedad.

En tanto, se sumó la voz de una productora correntina al asegurar: “Somos auténticos protagonistas de la reconstrucción, portadores de valores y principios que llevados a la
práctica nos permiten dejar huellas y contribuir para mejorar nuestra realidad con toda certeza”, destacó María Belén Rader de la Federación de Cooperativas (FEDECOOP) de Corrientes.

Lo saben muy bien los productores de esa provincia, luego de un año muy complejo, donde
tuvieron que atravesar sequías e incendios que azotaron a todo el territorio provincial desde los últimos meses de 2021 y hasta el primer trimestre del 2022. La productora litoraleña destacó que “el cooperativismo en tiempos de crisis, en contextos desfavorables nos ha demostrado una capacidad de resiliencia inigualable”.

En otro orden, Camila Hutak productora algodonera de la cooperativa Pampa del Indio en Chaco, coincidió con la mirada de la productora correntina al afirmar que “el cooperativismo es un estilo de vida, ya que representa muchos de los valores importantes que hoy en día necesitamos más que nunca como sociedad, para tener una buena convivencia como democrática: responsabilidad, equidad y ayuda mutua”.

“Como cooperativistas es nuestro deber seguir pregonando estos valores, empezando desde la casa con la familia, los niños en las escuelas y todas las cooperativas que tengan acceso a sus asociados”, destacó Hutak.

A su turno, Fabio Zamora, vicepresidente de la Mesa de Juventudes de Coninagro se explayó con un emotivo mensaje: “Al cooperativismo lo vivo día a día, hora tras hora, tengo la gran suerte de ser hijo de un asociado a cooperativa vitivinícola y la oportunidad de trabajar dentro de este sistema. El cooperativismo para mí es motivación, es la fuerza de todos sus miembros para alcanzar una meta”.

Por su parte, y dando muestra de que el asociativismo como modelo está presente desde una impronta federal, reflexionó desde General Roca, Río Negro, Jeremías Aventín, productor frutihortícola cooperativizado, que transmitió un “mensaje de aliento para seguir trabajando siempre, según los lineamientos de los principios cooperativos como base fundamental para el desarrollo sustentable y a largo plazo de todas nuestras actividades”.

Algunos datos relevados por el INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Solidaria) reflejan potencial de todo el andamiaje asociativo; el 5% del total de los productos que se exportan de Argentina provienen de cooperativas. Además, 218.424 trabajadores y trabajadoras están asociados a cooperativas de trabajo. Asimismo, en un informe difundido por INAES para esta fecha, se señala que en diversas localidades son 1300 las cooperativas que brindan servicios públicos, beneficiando a 2 millones de personas en 15 provincias. Más de 900 cooperativas agropecuarias elaboran el 28% de la producción de cereales y oleaginosas del país.

Las entidades de la producción ratificaron a Juan José Grigera Naón como presidente por dos años. Se aprobó la memoria, el balance y el plan anual operativo.

En el marco de la Asamblea Anual Ordinaria del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) en la que se aprobó memoria, balance y plan anual operativo, las entidades de la producción ratificaron hoy por unanimidad a Juan José Grigera Naón, representante de Sociedad Rural Argentina (SRA), como presidente del Instituto por un período de dos años.

La asamblea, que se realizó en forma virtual, fue presidida por el Subsecretario de Ganadería de la Nación, José María Romero.

El nuevo Consejo de Representantes quedó conformado de la siguiente forma:

-Presidente: Juan José Grigera Naón (SRA).

-Vicepresidente: Mario Ravettino (ABC).

-Consejeros titulares: Jorge Grimberg (CRA), Ulises Forte (FAA), Felipe Tavernier (Coninagro), Gustavo Valsangiácomo (UNICA), Ángel Vitale (Cadif), José María Romero (Ministerio de Agricultura de la Nación).

-Consejeros Suplentes: Francisco Gutiérrez (SRA), Alberto Gorleri (ABC), Martín Rapetti (CRA), Martín Spada (FAA), Georges Breitschmitt (Coninagro), Máximo Agosti (UNICA), Estanislao Agosti (CADIF), Carlos Milicevic (Ministerio de Agricultura de la Nación).