Entradas

En el marco del Congreso Maizar 2022 se llevó a cabo el panel moderado por Fertilizar Asociación Civil, en el cual se analizaron diferentes aspectos que hacen a la nutrición de los cultivos en el actual contexto.

En el Panel “La nutrición del cultivo en un año diferente” llevado a cabo en el Congreso Maizar 2022, Fernando García, consultor y miembro de la FCA (UNMdP) y Octavio Caviglia, del CONICET y la FCA (UNER), presentaron los desafíos y oportunidades para la nutrición del cultivo de maíz en el actual contexto internacional y local.

Dando inicio al espacio, María Fernanda González Sanjuan, Gerente Ejecutiva de Fertilizar AC, destacó que “Allá por 2015 se presenta el Atlas de Brechas de Rendimiento (GYGA) en cultivos de Trigo, Soja y Maíz para Argentina elaborado por la Universidad de Nebraska y la Unidad Integrada Balcarce, con un equipo liderado por Juan Pablo Monzón y Patricio Grassini.” Luego, en este sentido, compartió que “con el objetivo de discriminar el efecto de cada factor (Nutrientes, Sanidad y Manejo de cultivo), se firma un convenio entre Universidad de Nebraska, la Unidad Integrada Balcarce y la Bolsa de Cereales de Bs. As., y a través de modelos se establece la Brecha de Rendimientos explicada por nutrientes”.

Asimismo, señaló que “en 2021 se validan estos resultados con la información que existe a campo, donde participan gran cantidad de investigadores e instituciones. Los investigadores involucrados resuelven firmar la Declaración de Brecha de Nutrientes en Argentina en abril de este año 2022, lo que constituyó un Hito en lo que a nutrición de cultivos se refiere”.

Destacó que este desarrollo conjunto confirmó que, para el caso del Maíz en nuestro país, las brechas de rendimiento promedio son del orden del 30% y en lo que respecta a nutriente, la brecha representa 105% para el nitrógeno (N), 133% para el fosforo (P) y 600% para el azufre (S).

A partir de los ensayos de validación realizados en todas las regiones maiceras del país, Fernando García indicó que, a precios actuales de maíz y fertilizantes, los márgenes de la fertilización balanceada serían de US$56 por ha, un beneficio que a nivel país podría implicar un ingreso extra de más de 400 millones de US$. Asimismo, esta fertilización balanceada con N, P y S, los nutrientes más frecuentemente deficientes, permitiría alcanzar balances de nutrientes más equilibrados, es decir reponer nutrientes removidos en los granos y así mantener la fertilidad de los suelos.

Por otra parte, Octavio Caviglia analizó las pautas para una correcta fertilización del maíz sintetizando que “las deficiencias de nutrientes no dependen sólo de la cantidad requerida por tonelada, sino también del rendimiento alcanzado y del suministro brindado (suelo a la siembra, mineralizado y fertilizante), es decir del ambiente”.

Luego, Caviglia expresó que para entender el ambiente es necesario comprender que éste es el conjunto de factores afecta al funcionamiento de un cultivo. Incluye condiciones meteorológicas (clima), suelo y manejo. Por lo tanto, el rendimiento de un cultivo suele ser utilizado como una cuantificación del ambiente, ya que es el indicador que mejor integra el resultado de todos esos factores.

Por su parte, destacó que del ambiente se debe determinar el tipo de suelo y su estado físico, biológico y químico actual, el estado del perfil a la siembra [agua disponible, napa, manejo previsto -genotipo, densidad, fecha de siembra, espaciamiento], pronósticos climáticos a mediano plazo y comportamiento medio de las condiciones meteorológicas y la ubicación del maíz en la secuencia.

El miembro de CONICET y la FCA (UNMdP) destacó que “existen metodologías disponibles para evaluar la nutrición del cultivo desde presiembra con el análisis de suelo como herramienta central”, y subrayó que “en general, la incorporación del fertilizante nitrogenado al suelo reduce las diferencias entre fuentes y además si bien la fertilización dividida ha demostrado no penalizar el rendimiento, su éxito para aumentar la eficiencia depende de la ocurrencia de lluvias oportunas y del uso de fuentes con bajas posibilidades de pérdidas, ya sea por el agregado de protectores o por su composición química ”, señaló.

Los tres expositores coincidieron en afirmar que la fertilización correcta debe decidirse considerando a los cuatro requisitos (4R) en base al AMBIENTE esperado. El aumento de las dosis es el requisito (1°R) prioritario en el corto plazo. El manejo correcto de la nutrición mejora el ambiente y por lo tanto se deben ajustar el resto de los factores de manejo, fundamentalmente densidad de siembra y elección del genotipo.

Cerrando el Panel, María Fernanda Gonzalez Sanjuan manifestó que “en años como estos, dada la coyuntura local y el contexto internacional, ante un escenario muy desafiante, la agronomía es la principal herramienta que nos puede brindar certidumbre para poder ser más eficientes”.

Acerca de FERTILIZAR
Fundada hace más 20 años, FERTILIZAR es una asociación civil sin fines de lucro formada por diferentes actores de la industria agropecuaria (empresas, instituciones, asociaciones de productores, universidades, entre otros), cuyo objetivo es concientizar sobre la importancia del uso racional del fertilizante y la sustentabilidad del sistema productivo, a través de la difusión de información técnico-científica adaptada a la realidad local, que explique las ventajas agronómicas y económicas del agregado balanceado de nutrientes sobre la productividad de cultivos y pasturas y sobre la fertilidad del suelo para una agricultura sustentable.
www.fertilizar.org.ar

Tras dos años de virtualidad, nuestro 16° Congreso anual volverá a reunirnos cara a cara, en una edición que apunta a visibilizar la presencia de la cadena del maíz y el sorgo, con todas las novedades técnicas para los productores y un gran espacio para los jóvenes. Será el martes 28 de junio, en el Complejo Goldencenter

 Buenos Aires, 5 de abril de 2022. Este año, el Congreso MAIZAR tendrá su 16 ͣ edición, en una coyuntura internacional compleja y desafiante, en que la invasión rusa a Ucrania puso sobre la mesa viejos y nuevos temas relacionados con la seguridad alimentaria y energética global. A su vez, la Argentina, que se encuentra en una posición de privilegio para proveer al país y al mundo de alimentos, energías y gran cantidad de bioproductos sostenibles de calidad, se encuentra enfrascada en discusiones no resueltas que hacen dudar del rumbo.

En este marco confuso, decidimos barajar y dar de nuevo. “El maíz siempre está” es el lema de este Congreso. Porque si la idea de maíz se reduce a unas plantas que están en el campo, algo no estamos haciendo bien. El maíz está en los cereales del desayuno, los pochoclos, los tacos, la sémola, la polenta y el locro; está en la carne vacuna, de cerdo, el pollo, la leche y los huevos; está en múltiples ingredientes alimentarios, como bebidas alcohólicas, refrescos, caramelos, chicles, sopas, aderezos, edulcorantes; está en la industria química, la farmacéutica y la cosmética, en el alcohol, las naftas, pegamentos, cerámicas, papeles, pinturas, textiles, neumáticos, bioplásticos. Más de 600 productos contienen hoy maíz, y sus usos se siguen descubriendo. Hasta sus residuos se emplean, por ejemplo, para generar bioenergía.

El complejo maicero argentino, además, es la segunda fuente de dólares por exportaciones de la Argentina, genera más de 700.000 empleos directos, y tiene una de las menores huellas de carbono del mundo, que este año estamos midiendo para ponerla en valor. Porque, cuando la guerra pase, los temas ambientales volverán al centro de la escena y tenemos que estar preparados. También el sorgo viene creciendo como forraje y alimento humano sin TACC, y con exportaciones que en 2021 se quintuplicaron. Tenemos una de las cuencas fotosintéticas más eficientes del mundo, gestionada por una comunidad científica, técnica y productiva de excelencia, y esto nos da un valor agregado crucial frente a nuestros competidores.

En el Congreso Maizar 2022 vamos a reflexionar sobre todo esto, lo que se hizo y se está haciendo, y el papel fundamental de los eslabones de esta compleja cadena. Y vamos a generar espacios específicos para dos de los actores relevantes: los productores, trayendo las últimas novedades técnicas, y los jóvenes, para conocer sus puntos de vista y lo que tienen para ofrecer.  

Como siempre, el Congreso será una oportunidad para intercambiar conocimientos y experiencias sobre las oportunidades de negocios que se abren a partir de esos motores que son el maíz y el sorgo. Por su magnitud, se desarrollará en los dos pisos del Goldencenter, y contará con una sala de networking de gran capacidad, para afianzar relaciones y alianzas estratégicas. Y, para quienes no puedan acercarse, una plataforma virtual transmitirá el evento.

Los esperamos el próximo 28 de junio, será un placer volver a encontrarnos.

 

                         Víctor Accastello                                                                                Pedro Vigneau

   Presidente del Congreso MAIZAR 2022                                                                  Presidente de MAIZAR