Entradas

Una ciudad reconocida en todo el país por su entorno natural y su famoso salame tandilero celebra su Bicentenario el próximo 4 de Abril.

Tandil cumple sus 200 años y lo celebrará con diferentes actividades durante toda la primera semana de abril. Un festejo que reunirá a locales y turistas, ya que se extenderá hasta Semana Santa.

La ciudad celebra su Bicentenario, orgullosa de ser una de las ciudades intermedias con mejor calidad de vida del país y también, por haberse transformado en uno de los destinos turísticos más elegidos durante todo el año.

Desde su fundación en 1823 ha impactado desde siempre por su entorno natural. Sus sierras, de las más antiguas del mundo, le han dado el marco ideal para el desarrollo de diversas industrias. En sus 200 años, Tandil ha desarrollado gran variedad de actividades que van desde el agro, el comercio, la industria chacinera, la metalurgia y el turismo, entre otras. Pero por sobre todas las cosas, se ha caracterizado por el espíritu emprendedor de su gente.

A lo largo de estos dos siglos, el crecimiento se ha dado gracias al esfuerzo, convicción, e impulso de los hombres y mujeres comprometidos con su tierra. Aquellos pioneros, soñaron convertir a Tandil en un oasis productivo y así fue.

La ciudad fue fundada por el brigadier general Martín Rodríguezgobernador de la provincia de Buenos Aires en 1823. Los primeros colonos originarios de Dinamarca, España e Italia comenzaron a llegar a mediados del 1800 y sentaron las bases de lo que es hoy la ciudad.

Los  inmigrantes daneses fueron los que impulsaron el desarrollo de productos lácteos, mientras que los  italianos, españoles y vascos sentaron las bases de actividades económicas que hoy son tradicionales en Tandil como la producción de chacinados y embutidos.

Hay familias que han dejado su legado en la historia de Tandil. Las características de su clima fueron determinantes en los orígenes de la industria láctea y chacinera donde empezaron a escribir la historia los Cagnoli, los Magnasco y tantos otros que no solo desarrollaron un sector, sino también, crearon un fuerte sentido de identidad: los quesos y los salamines son sinónimos de Tandil.

En palabras de Pablo Cagnoli: “Una gran emoción implicará el 4 de abril y todo el mes mirar hacia atrás y ver a nuestros padres y abuelos inmigrantes como desde la nada, con el tesón y el esfuerzo, con el sudor y las lágrimas, crearon la semilla de industrias que hoy tienen un prestigio directamente asociado al topónimo Tandil.”

La ciudad es referente a nivel nacional en la elaboración de chacinados y producción porcina. Desde 2006, la Familia Zubiaurre junto a la Familia Cagnoli y la Familia Rossi conformaron Uniporc, un Sistema de Producción Asociativo que tiene como objetivo maximizar la eficiencia en la producción de carne de cerdo de manera sostenible en Argentina.

Este sistema asociativo, agrega valor a los granos de los productores y abastece a la industria de carne de calidad trazable, garantizando alimentos con calidad de origen.

La ciudad es reconocida en todo el país y el mundo por su producción de quesos y salames, siendo el Salame de Tandil el único chacinado con certificación de Denominación de Origen de Argentina desde 2011. Está elaborado integralmente con ingredientes locales, siendo el resultado de una receta tradicional elaborada solo por manos expertas y celosamente custodiado en su estacionamiento.

Para Pablo Cagnoli: “estamos en vísperas de una fecha que es emoción y reconocimiento a nuestros pioneros. Sentimos el orgullo de pertenecer, de haber sido fieles a un producto, el famoso Cagnoli tandilero, que es genuino hasta el último átomo, y muy dispuestos a compartir los desafíos que se vienen para nuestro sector y, en especial, para toda la comunidad de Tandil. Nuestra ciudad fue el punto de origen de la empresa, y lo sigue siendo, a pesar de la proyección de Cagnoli más allá de Tandil. Somos orgullosamente parte de este vecindario y de este bicentenario”.

Desde su fundación hasta hoy, aquel impulso de los pioneros no ha parado, y ha posicionado Tandil también como “ciudad del conocimiento ”, siendo su orgullo la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN).

La innovación constante y la tecnología han atravesado a todas sus industrias, distinguiéndose hace algunos años, como uno de los Polos Informáticos más importantes del país.

Si hay algo característico de Tandil es la alquimia única entre la tierra y su gente. El impulso de sus pioneros marcó el camino hace 200 años, y esa energía aún hoy sigue intacta.

Si bien los principales atractivos turísticos de Tandil siguen siendo las sierras y sus bellezas naturales, el circuito se ha expandido con el crecimiento de la ciudad y sus reconocidos desarrollos gastronómicos y festivales a lo largo del año.

Es un destino que recibe diferentes tipos de turismo a lo largo de todo el año. Familias, egresados, apasionados del trekking y los deportes extremos, así como también quienes participan de las diversas carreras como los aficionados al running y al mountain bike.

Durante abril se desarrollará una extensa agenda de acontecimientos, donde por supuesto tanto locales como turistas podrán disfrutar de su gastronomía.

La agenda de actividades para abril será:

  • 1 de Abril: Feria de Alimentos con Historia – Productores de Tandil – Patio de comidas. Encuentro de peñas y artistas locales.
  • 2 de Abril: Feria de Alimentos con Historia – Productores de Tandil. Espectáculo musical cierre a cargo de “Los Totora”.
  • 4 Abril: Acto Central, Desfile, Inauguración del Hito Urbano del Bicentenario y cierre con el gran show de “La Sole”.
  • Jueves 6 al Domingo 9 – Semana Santa del Bicentenario: Patio de sabores y tradicional Feria de Semana Santa.

A lo largo del año se realizarán diversas actividades más:

Inauguración del Museo del Salame y del Queso: abrirá sus puertas para mostrar vivencias, elementos y tradiciones. Contará con un centro de interpretación dotado de herramientas emotivas y estimulantes para los visitantes.

Chacinar: como cada año, se celebrará en Octubre el Festival del salame y el cerdo en el que se elabora el salame más largo del mundo, que en el 2022 superó los 183 metros y que en 2023 se espera llegar a los 200 metros.