El presidente del Centro de Corredores y Agentes de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Ernesto Crinigan, afirmó que llevan adelante una terea comercial fundamental que es acercarse diariamente a los vendedores y compradores para facilitarles una infinidad de transacciones que se concretan en el sector.

“A través de nuestra actividad, se garantiza la multiplicidad de oferentes y demandantes”, aseguró el directivo y dijo que es una condición “imprescindible” para mantener la transparencia en el mercado.

La entidad que nuclea a la gran mayoría de los corredores que operan activamente fue fundada en 1941. Desde ese momento, tiene como objetivo equiparar las fuerzas de una “oferta atomizada” y una “demanda concentrada”.

En este sentido, Crinigan también señaló que uno de los pilares en los que está basada la organización es en la gestión administrativa y resaltó la gran experiencia para encontrar todas las soluciones y caminos posibles.

Desde el Centro de Corredores, además, realizan una fuerte campaña de difusión y de capacitación en los distintos métodos de cobertura y de arbitraje de riesgo en todas las zonas agrícolas de país.

“Recopilamos y analizamos una mezcla única de información, anticipándonos a las necesidades de los clientes”, expresó el empresario y agregó: “Contamos con los últimos avances tecnológicos en comunicaciones e informática, además de una basta capacidad para el manejo de instrumentos financieros y cobertura”.

Por último, el presidente de la entidad opinó que “la participación de un corredor garantiza la transparente formación de precios” y por eso tienen una “función indispensable” dentro del mercado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.