El Secretario General de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), José Voytenco, entregó bicicletas a los niños de la Escuela provincial rural 357 de Punta de Balasto, Catamarca. «Llegamos donde nadie llega con beneficios para los hijos de los trabajadores rurales», sostuvo. La escuelita había sido noticia en los medios porque uno de los chicos había dejado sus estudios por no tener cómo transportarse.

Voytenco además de su rol como Presidente del RENATRE, viajó a la Localidad de Santa Maria a 600 km de la Capital de Catamarca. Concretamente fue a la Escuela provincial rural 357 de Punta de Balasto para entregar los premios del concurso de dibujo «De Mi Casa a la Escuela».

La iniciativa propone que los participantes ilustren en sus dibujos el camino que recorren cada mañana desde su casa hasta el aula. En la práctica es una herramienta para detectar casos de vulnerabilidad. En la edición previa los «ganadores» habían sido de Tierra del Fuego, de Entre Ríos y de La Pampa.

En esta oportunidad el ganador fue Lautaro, un niño que hacía unos meses había dejado de concurrir a la escuela debido a que viajaba en burro cada día varios kilómetros, y ya no tenía al animal.

Con la bicicleta que ganó por el dibujo que realizó, ahora Lautaro podrá contar nuevamente con un medio de transporte para volver a estudiar.

«Trabajaremos articuladamente con la escuela para lograr su reinserción educativa a partir de esta bicicleta que le servirá de transporte. Así estaremos protegiendo su derecho a la educación y acercando igualdad de oportunidades en el sector rural», sostuvo  Voytenco en la entrega de premios.

La acción es parte del cambio de perfil que el sindicalista  le está imprimiendo a las organizaciones del sector. La intención del gremialista es tratar de poner las instituciones más cerca del territorio y de las necesidades de los trabajadores de la actividad y acrecentar su capilaridad como responsable también a nivel nacional de la Obra social de los peones rurales (OSPRERA)

Además se le regaló una bicicleta a cada uno de sus 28 compañeros para aportar a garantizar sus derechos y dar un paso más en la promoción de la erradicación del trabajo infantil en el sector rural.

«Esta es la función social del RENATRE, llegar a aquellos lugares donde nadie llega, con beneficios para los hijos de los trabajadores rurales» agregó Voytenco en su condición de titular de las tres entidades rurales.

La UATRE representa a 560 mil afiliados y tiene presencia federal con 1070 puntos de atención distribuidos desde Ushuaia a La Quiaca.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.